Saltar al contenido

Qué es y para qué sirve la imprimación para pintura

Preparar bien la superficie favorece a la adherencia y la duración de las posteriores manos de pintura. Y una parte muy importante de la preparación es la mano de imprimación para pintura, por la cual la superficie mejora sus características justo antes de pintar.

Qué es la imprimación o primer

La imprimación consiste en preparar una superficie de manera apropiada para poder pintarla más tarde. Se prepara mediante la aplicación de un producto especialmente formulado para tal superficie.

También se llama imprimación al producto que se aplica para imprimar. Este no otorga el acabado final, sino que solo protege al material de la superficie y sirve de soporte para la pintura de acabado.

Para qué sirve imprimar antes de pintar

La imprimación cumple varias funciones muy importantes:

  1. Mejora la adherencia de la pintura a la superficie, evitando que se desprenda con el tiempo.
  2. Sella los poros para prevenir el exceso de absorción de pintura, garantizando una aplicación uniforme.
  3. Crear una base uniforme y neutral, permitiendo que el color se muestre de manera más homogénea.
  4. Ahorra pintura al reducir la cantidad de capas necesarias para lograr una cobertura adecuada.

Tipos de imprimación de pintura según el material

Cada material requiere un tipo específico de imprimación para lograr el mejor resultado antes de pintar. La elección correcta de la imprimación es de gran importancia.

Aplicación con brocha de Imprimación tapaporos para madera

Imprimación para barniz o tapaporos

En el caso de que la madera sea barnizada, también es posible aplicar una mano transparente de imprimación. Cada fabricante tiene su producto especial con un nombre determinado. Se lo puede conocer como sellador para madera o tapaporos.

Imprimación para madera

Por ejemplo en maderas que serán lacadas o pintada con un esmalte se utilizan  imprimaciones a base de aceite o selladores que penetren en ella. Los mismos impermeabilizan la superficie y le otorgan una base de color blanco que mejora el acabado del esmalte.

Otra función de estos selladores, o fondos para madera, es ayudar a prevenir el sangrado de taninos, esas molestas manchas marrones que suelen aparecer con el tiempo, cuando la madera ha sido pintada.

Imprimación para metales

En el caso de superficies de metal, se utilizan imprimaciones  anticorrosivas que forman una capa protectora y evitan la oxidación, como lo son el antióxido y el convertidor de óxido. El primero previene la formación de óxido en superficies ferrosas, el segundo permite la adherencia de la pintura aunque la superficie ya se encuentre oxidada.

Imprimación para paredes

Aplicando imprimación para pintura de paredes o fijador sellador

Para superficies de yeso o mampostería, las imprimaciones se usan para bloquear la absorción de humedad y crear una base uniforme para la pintura.

Existe una gran variedad de productos para aplicar antes de pintar las paredes, el más común es el fijador o sellador, también puede llamarse imprimación para paredes.

Imprimaciones para materiales específicos

También hay imprimaciones específicas para materiales como plásticos, vidrios, azulejo, aluminio y otros más. Cada una está formulada para mejorar la adherencia y la durabilidad en esas superficies en particular.

Imprimaciones universales

Hay productos para imprimar distintas superficies de materiales diversos, que seguramente tienen buenas prestaciones pero no sirven para todos. Es recomendable que te asesores si la imprimación universal es la indicada para la superficie y el trabajo que realices.

Para terminar, siempre ten en cuenta que mejorarás en gran manera el acabado de la pintura si antes utilizas algún tipo de imprimación o primer antes de pintar cualquier superficie.

Compartir