Revoque exterior

Escrito por: | Publicado en la categoría: Albañileria

El revoque es una técnica que busca tapar vigas y ladrillos en una pared mediante la aplicación de capas de materiales. El objetivo es que la superficie quede totalmente lisa para luego poder aplicarle pintura u otro acabado
Los revoque mas conocidos son los utilizados para interiores y exteriores. La diferencia entre ellos está en las capas de material.

El revoque exterior posee tres capas:

Capa inicial: Se utiliza arena y cemento portland. Las proporciones son tres partes de arena, una de cemento portland, e hidrófugo según indicaciones de fábrica. Esta capa inicial cumple la función de impermeable evitando el mojado de la pared.
Es de suma importancia que esta capa quede sin orificios de aire. Para ello debe apretarla con cuchara las veces que sea necesario. Se termina con una azotada de mezcla media líquida que debe cubrir la totalidad del área. Esta azotada se realiza con una cuchara, salpicando la pared. Si la azotada no se da, la siguiente capa no se va a adherir.
Segunda capa: Se emplean cinco partes de mezcla gruesa más media parte de cemento portland. Con 1 cm de gruesa es suficiente si la pared se encuentra en correctas condiciones. Esta capa se aplica desde abajo hacia arriba con la cuchara. En el emparejado se utilizará una regla de madera o de aluminio. También puede emplearse un fratacho de madera.
Tercer capa: Es la capa final del revoque que busca una superficie lisa. Se utiliza mezcla fina y media parte de cemento portland. En esta etapa se utiliza el fratacho con almohadilla para dar una terminación más fina. Esta capa su puede variar para darle a la superficie un aspecto estético diferente. Los revoques con rugosidad más empleados en hoy en día son los revoques rústicos y los granulados.

Nota anterior:

Siguiente nota: