Reparar grietas en paredes deterioradas

Escrito por: | Publicado en la categoría: Color y pintura

Cuando decidimos renovar nuestros ambientes, la pintura de las paredes es uno de las primeras tareas que decidimos llevar a cabo. Sin embargo, previo a elegir el color y el tipo de pintura hay que verificar en que estado se encuentran las superficies.

Pueden haber grietas, golpes, agujeros y otros desperfectos que deben ser adecuadamente tratados para que no estropeen el trabajo final. De varios factores dependerá el tratamiento, uno es el tamaño de la fisura, otro es el tipo de superficie del cual se trate.

Pequeños defectos en las paredes

Una de las opciones mas comunes para arreglar pequeñas grietas es la masilla o pasta tapagrietas. Este producto está especialmente preparado para ser aplicado en forma directa sobre la hendidura. También es posible conseguirlo en polvo. La mayoría de este tipo de productos no tardan demasiado tiempo en secarse. En caso de que la grieta sea muy profunda, la pasta debería ser aplicada en capas sucesivas para evitar su quiebre. Como paso posterior al secado, se debe lijar cuidadosamente con lija fina para obtener un resultado prolijo.

Grietas más profundas

Cuando se trate de grietas de mayor longitud, también puede utilizarse la masilla tapagrietas, o sino, las bandas de fibra de vidrio. Estas bandas se colocan con el aglutinante apropiado sobre las superficies pero también están las autoadhesivas. Las bandas tapagrietas son un poco mas costosas que la masilla pero su aplicación es mas sencilla. Una de sus ventajas es la de no permitir que la grieta se abra nuevamente una vez la pintura haya secado.

Vale destacar que para superficies como madera existen productos tapagrietas en diversos tonos, para cuando esta sea barnizada. La masilla universal y las bandas son ideales para reparar superficies de yeso o cemento ya que se pueden pintar sin problemas.

Las paredes de yeso afectadas por grietas de diferente tamaño no sólo sirven pala la acumulación de suciedades tales como polvo, insectos y pelusas sino que inciden en el aspecto general de nuestro hogar. Las grietas hacen que nuestras paredes se vean descuidadas y en mal estado, de ahí la importancia de repararlas correctamente. Mediante una mínima inversión en tiempo y dinero, se puede, mediante una serie de pasos sencillos, llevar a cabo esta tarea.

Los materiales y herramientas a utilizar son los siguientes:
• Material o mezcla para parchar
• Pincel
• Espátula o rascador
• Papel de lija
• Papel de diario, cartones, trapos
Antes de comenzar el trabajo, primero cubra con papel y trapos los muebles y objetos cercanos a la grieta. Así evitará que se empolven y/o ensucien.
Ubique la grieta y colóquese en un sitio cómodo para trabajar. Proceda a abrir cuidadosamente la grita existente un poco más para facilitar la adherencia del producto. Puede utilizar el rascador o la misma espátula para llevar a cabo este paso. La forma de la abertura para grietas pequeñas es en V mientras que para las de mayor tamaño es en forma trapezoidal
Lije cuidadosamente las orillas de la grieta y elimine los excesos de polvo con el pincel
Rellene la grita con el material de parchar utilizando la espátula. El material para parchar puede conseguirse listo para utilizarse o en polvo. En este último caso debe ser mezclado con agua haste que adquiera la consistencia adecuada.
La forma de llenado es en varias pasadas desde un lado primero y luego desde el otro, en forma perpendicular a la grieta. Cuando esté en la última pasada empareje prolijamente y retire los exesos de producto.
Finalmente deje secar y lije la superficie para que quede lisa.
La pared de yeso ya está reparada, ahora puede darle unas manos de pintura para que quede totalmente renovada.

Compartir

Un comentario

  1. Howard says:

    Gracias Ayelén, esta info me ha servido mucho.