El empapelado o papel pintado - Saber y Hacer

El empapelado o papel pintado

Escrito por: | Publicado en: Revestimientos

El pepel decorativo no quedó en el pasado, con los diseños de empapelados modernos es posible renovar un ambiente, antes debes saber algunas de sus cualidades.

Publicidad

El papel pintado puede convertirse en el centro de atención de cualquier espacio de nuestro hogar. Empaplela las paredes y permite darle un aire diferente y distintivo a las habitaciones.

Gracias a los avances tecnológicos en la industria de la impresión, es posible encontrar una enorme variedad de diseños en diferentes motivos, colores y texturas que permiten darle un toque personal a cada ambiente. Puede emplearse papel para disimular defectos en la superficie, para alegrar una habitación infantil con diseños divertidos, solo para dar un detalle distinto en una sala. En los últimos años el papel pintado se ha convertido en una alternativa con gran sentido práctico y funcional.

Tipos de empapelados

Una pared empapelada

Papel pintable o simplemente “Papel”: El papel pintado mas común que existe es aquel que viene liso o con motivos de colores. Este papel a su vez puede ser liviano y muy fino. Lo destacado en este papel es que no viene con un recubrimiento vinílico, lo que lo hace susceptible a las manchas pero con la ventaja de es posible aplicarle pintura sin necesidad de quitarlo, por eso también se lo llama papel pintable.

Papel vinílico: Otra variedad de papel pintado es aquel que viene recubierto con una capa de vinilo.  Ésta le da al papel impermeabilidad permite utilizarlos en ambientes húmedos tales como la cocina o el baño.

Papel texturizado: Un tipo de papel un poco mas específico y de uso menos común es el texturizado. Permite crear ambientes únicos y muy personalizados. Puede encontrarse por ejemplo, papel que simule terciopelo, madera e incluso una superficie metálica. Este papel se distingue por su superficie en relieve.

Lo que debes saber antes de usar papel pintado

Salon decorado con papel

Una alternativa que ofrece grandes posibilidades a la hora de decorar el interior de un ambiente es el papel pintado. La variedad de diseños que existe actualmente es muy amplia, lo cual nos permite personalizar las paredes de nuestro hogar como más nos guste.

La colocación es todo un tema. Si te agrada hacer las cosas de casa por tu cuenta no hay problema, pero puede tratarse de una tarea engorrosa para los menos dedicados al bricolaje, por lo que en este caso se debería evaluar la posibilidad de contratar a un profesional si se desea un mejor resultado

No es recomendable colocarlo en zonas húmedas, por ejemplo en el baño o en el sector de la cocina dedicado al lavado y a la cocción de alimentos. Mas bien dejarlo para una pared retirada.

Es importante considerar al papel pintado como un complemento a la pintura a la hora de decidir modificar el aspecto de una pared. Es decir que no es necesario empapelar todas las paredes, sino que puede ser una buena idea (la cual es la más usada actualmente) usarlo solo en una pared, y el resto con pintura en el color de fondo del papel, u otro color.

Cómo calcular el número de rollos de papel pintado

Aprender a calcular la cantidad de rollos de papel es muy importante para evitar inconvenientes posteriores, por ejemplo pérdida de tiempo por no haber comprado la cantidad suficiente o pérdida de dinero por haber comprado mayor cantidad de papel realmente necesario.

Para calcular rápidamente la cantidad de rollos de papel para una habitación completa:

1) Tomar la medida del perímetro de la habitación y restarle el ancho de las aberturas grandes. Por ejemplo: 12 metros.

2) Dividir el perímetro de la habitación por el ancho de las tiras de papel para conocer cuántas tiras se necesitarán para empapelar la habitación. Por ejemplo: si la tira mide 80 centímetros de ancho la cuenta sería 12 / 0,80 = 15 tiras.

3) Medir la altura de la habitación y calcular cuántos metros de papel son necesarios. Para ello hay que multiplicar el alto de la habitación por la cantidad de tiras. Siguiendo con el ejemplo: si la habitación mide 2 metros y medio la cuenta sería 2,5 x 15 = 37,5 metros lineales.

Sabiendo cuantos son los metros lineales sabremos cuántos royos son necesarios para cubrir todas las paredes de la habitación, todo dependerá de los metros que contenga cada uno. Siempre consulta en la tienda antes de hacer cualquier tipo de compra.

Publicidad