El papel pintado

Escrito por: | Publicado en la categoría: Revestimientos

El papel pintado puede convertirse en el centro de atención de cualquier espacio de nuestro hogar. Texturiza las paredes y permite darle un aire diferente y distintivo a las habitaciones.

Gracias a los avances tecnológicos en la industria de la impresión, es posible encontrar una enorme variedad de diseños en diferentes motivos, colores y texturas que permiten darle un toque  personal a cada ambiente. Puede emplearse papel pintado para uniformar la superficie de una pared antes de aplicar la pintura, para alegrar una habitación infantil con diseños divertidos, e incluso para revestir una ambiente en el cual la humedad es protagonista, como por ejemplo el baño. En los últimos años, el papel pintado se ha convertido en una alternativa con gran sentido práctico y funcional.

El papel pintado mas común que existe es aquel que viene liso o con motivos de colores. Este papel a su vez puede ser liviano y muy fino o grueso y mas pesado. Se lo puede emplear en livings, comedores y dormitorios. Además es común verlo en los comercios ya que su uso está muy difundido.

Otra variedad de papel pintado es aquel que viene recubierto con una capa de vinilo.  Ésta le da al papel impermeabilidad permite utilizarlos en ambientes húmedos tales como la cocina o el baño.

Un tipo de papel un poco mas específico y de uso menos común es el texturizado. Permite crear ambientes únicos y muy personalizados. Puede encontrarse por ejemplo, papel que simule terciopelo, madera e incluso una superficie metálica. Este papel se distingue por su superficie en relieve.

Es importante considerar al papel pintado como una opción alternativa a la pintura a la hora de decidir modificar el aspecto de una pared.