Consejos útiles durante el pintado de las paredes

Escrito por: | Publicado en la categoría: Color y pintura

Anterioremente habíamos visto unos pequeños consejos antes de pintar nuestras paredes, tips que pueden ser útiles para realizar bien el trabajo. En esta nota veremos otros consejos durante y después de pintar las paredes de casa.

Fotografía por Ben Alman

Pintar el techo o cielorraso. Si su techo requiere una nueva pintura debería comenzar por éste antes de pintar las paredes. Se recomienda que pinte desde el techo hacia abajo para evitar manchar las paredes.

Antes de empezar a pintar es recomendable hacer alguna prueba en un lugar no visible como muestra. A veces los colores pueden verse en la pared mas brillantes, mas oscuros o mas sombríos que en los catálogos. Con una superficie de prueba se asegurará de que el color y el tipo de pintura elegidos son los adecuados.

La pintura. Remueva perfectamente el bote de pintura previo a empezar.

Comience a pintar las paredes desde arriba hacia abajo utilizando trazos largos y asegurándose de que la pintura esté distribuida uniformemente lo largo de las superficies.

El clima. No pinte en días muy húmedos o lluviosos, ni a temperaturas inferiores a 5ºC. Tampoco es conveniente pintar con excesivo calor ni directamente bajo el Sol.

Secado de la pintura. No olvide que entre mano y mano debe dejar secar la pintura completamente de acuerdo a las indicaciones del envase. El que seque al tacto no significa que esté apta para la nueva mano.

Una vez finalizado el trabajo total o del día, limpie los utensilios y las herramientas antes de que se seque la pintura. De o contrario la pintura se adherirá firmemente a sus rodillos, pinceles, etc y después le costará mas trabajo removerla. Si va a guardar sus herramientas por tiempo prolongado envuélvalos en papel de embalaje.

En caso de que le haya sobrado pintura, almacénela en un lugar cubierto, siempre en posición vertical, y evitando frecuentes movimientos. Así, la pintura se conservará y podrá utilizarla en trabajos posteriores.

Una vez que la capa final de pintura se haya secado completamente, saque las cintas cuidadosamente y luego remueva los cartones papeles y trapos que puso para cubrir el suelo. Coloque nuevamente todos sus muebles y los objetos decorativos.

Una vez concluido el trabajo es hora de relajarse y comenzar a disfrutar del aspecto fresco y renovado que posee su habitación, simplemente con cambiar el color de la pintura.