Pintar una piscina de concreto o estucada - Saber y Hacer

Pintar una piscina de concreto o estucada

Escrito por: | Publicado en: Color y pintura Piscina azul

Si no quieres tener problemas al pintar una piscina es necesario que prepares adecuadamente la superficie y sigas éstos pasos cuidadosamente durante el pintado.

Publicidad

El pintado de una pileta o piscina es una tarea que suele realizarse cada año con el objetivo de mantenerla en buenas condiciones. El trabajo es relativamente sencillo, pero unos consejos nunca están de más. La preparación de la superficie y la correcta aplicación de la pintura mejorarán la durabilidad del material y su color.

Preparación de la superficie

Piscina nueva: Después de la construcción se debe dejar fraguar un par de meses antes de su pintado, ya que debe eliminar toda el agua y sales residuales de su construcción. Una vez que ha pasado este tiempo debe lijarse para quitar granos de arena e impurezas. En el caso de que aún pasado este período contenga algo de salitre se deberá lavar con agua y un 10% de salfumán o ácido muriático (ácido clorhídrico). Después de esto se enjuagará con abundante agua dejándola secar un par de días antes de la aplicación de la pintura.

Piscina ya pintada: Por otra parte, en una con manos previas de pintura solo es necesario lijarla y retirar desconchados o pintura floja. En el caso de que haya incrustanciones de verdín o manchas una lavada con ácido clorhídrico diluido será suficiente. Si es necesario efectuar una reparación a grietas deben aplicarse productos para teles casos, especiales para piscinas.

Pintado de la piscina

El mejor día para pintar: Para pintar una piscina, como cualquier superficie exterior, deben escogerse horarios cuando el sol no incide directamente sobre la superficie, las primeras horas del día y el atardecer son ideales. El calor excesivo puede producir que la pintura no se adhiera correctamente, o que aparezcan burbujas de aire. Tampoco debe haber demasiada humedad ambiental. Es recomendable escoger días sin viento y sin pronóstico de lluvia.

Diversas pinturas: La variedad de pinturas que hay en el mercado es suficiente para todas las necesidades y bolsillos. El color queda a criterio de cada uno. La mayoría de estos productos se diluyen con agua. Y con respecto a las herramientas, solo basta una brocha y un rodillo para su aplicación.

Pintado: Aplica la pintura en las paredes de y luego en la base, en dirección a una salida segura. Las manos generalmente son de 2 a 3 en piscinas nuevas y 1 o 2 en las ya pintadas. Deben respetarse los tiempos de secado, lo mejor es una mano por día. No es necesario lijar entre manos.

Curado y llenado: El curado es el tiempo en que la pintura se encuentra completamente seca y ha creado una buena adherencia con la superficie. El tiempo de curado en una piscina es de mucha importancia ya que ésta debe llenarse de agua, y si la pintura no está debidamente seca sufrirá las consecuencias de la humedad. El tiempo de curado es distinto de acuerdo a los tipos y marcas de pintura y generalmente figura en el envase, pero suele ser de 1 a 2 semanas.

Publicidad