¿Cómo eliminar el chirrido de una puerta?

Escrito por: | Publicado en la categoría: Carpinteria

Las puertas son elementos indispensables en cualquier obra constructiva, ya sea una escuela, nuestro hogar o un imponente edificio de ciudad. Proporcionan aislamiento frente a fenómenos naturales, integran ambientes, y garantizan la comodidad de las personas entre otras ventajas.
Sin embargo, un problema común que puede afectar a nuestras puertas es el desagradable e indeseable chirrido. Cuando notamos que las puertas emiten este ruido, ya sea al abrirlas o al cerrarlas, tenemos que tomar cartas en el asunto urgentemente. De lo contrario, nuestra familia se impacientará en gran manera al igual que nosotros.
Lo primero que debemos hacer es aplicar un producto lubricante en las bisagras Normalmente el chirrido se produce porque el rozamiento en las bisagras no se ve favorecido por ninguna sustancia lubricante. Deberíamos primero limpiar los ejes con algún producto adecuado, usualmente aguarrás y después aplicamos unas gotitas de aceite en las bisagras. Movemos la puerta un par de veces y notaremos como el chirrido deja de ser un problema.
Puede suceder que en las bisagras de nuestras puertas encontremos arandelas. Estos son pequeños anillos cuyo propósito es favorecer la de fricción. Pero con el paso del tiempo y el uso continuo, estas arandelas se gastan y deterioran, perdiendo su funcionalidad. Por esa razón deberíamos cambiarlas. Será necesario, en primer lugar, levantar la puerta y desmontarla. Luego simplemente extraemos las arandelas desgastadas y colocamos las nuevas. Colocamos la puerta en su sitio y probamos abrirla y cerrarla un par de veces. El chirrido que antes nos provocaba disgusto debería haber desaparecido por completo.