Cómo colocar machihembrado en paredes

Escrito por: | Publicado en la categoría: Carpinteria

El recubrimiento de madera denominado machihembrado, machimbrado o machimbre es de uso habitual en paredes y cielo rasos. Dejemos en claro que aquí explicaremos la colocación de tablas para el recubrimiento de las paredes y no como hacer una división de madera.

La colocación de tablas de machihembre puede ser utilizada como un recurso estético o para ocultar imperfecciones de la pared de mampostería que se encuentra debajo.

Maderas, espesores y anchos

El machihembrado puede ser de diversos tipos de maderas, cada una con su características, como por ejemplo color, dureza, veta y obviamente costo. Entre las maderas más comunes podemos encontrar pino, cedro, roble, paraíso, abeto o cerezo.

Por otra parte el espesor es el que se ajusta a las necesidades o el sitio donde se utilizará. En paredes es suficiente el de media pulgada, igualmente se pueden usar tablas de 3/4 de pulgada. Medidas superiores tales como una  o una pulgada y media son comunes en entrepisos o aberturas, por dar algunos ejemplos.

Orientación de las lamas

Las tablas, también llamadas lamas, pueden ser ubicadas de distintas formas: horizontal, vertical o diagonal. Puede generarse un leve efecto visual de acuerdo a esta colocación, debido a que puestas de forma horizontal la pared puede verse más ancha de lo real, en cambio de manera vertical la misma puede apreciarse más alta y angosta.

Armado de la estructura de listones o alfarjías

Para clavar las tablas de machimbre a la pared es necesario armar una estructura de listones de madera. Estos son de una madera blanda y fácil de clavar, de una medida de  1×1 o preferentemente 2×1 pulgadas. Se deberán clocar horizontalmente en caso de clavar las lamas de una forma vertical y viceversa. En la imagen podemos apreciar su colocación.

Estos listones o alfarjías pueden ser adheridos a la pared mediante tarugos, puntas o clavos. Además debemos tener en cuneta que deben colocarse a una distancia de 50 o 60 centímetros uno de otro. También es imprescindible colocar uno en la parte inferior de la pared (junto al piso) y otro en la parte superior (junto al techo) y en las esquinas, todo esto para que las lamas o tablas de machimbre puedan ser clavadas en sus extremos.

Colocación del machimbre

Para mí las parte más entretenida, o también la más tediosa si las tablas están torcidas. Para evitar esto deben ser correctamente almacenadas antes de su utilización recostándolas atadas sobre el suelo plano y nunca paradas o apoyadas en la pared.

La primera tabla debe ser colocada en una punta o esquina (si lo estamos colocando de forma vertical), o en la parte de abajo junto al piso, si los colocamos de forma horizontal. La primera tabla debería quedar clavada por ambos extremos colocando una punta o clavo por alfarjía, como se muestra en la imagen, para dar un mejor aspecto sin dejar las cabezas a la vista. De ahí en mas colocaremos tabla por tabla.

Debe tenerse especial cuidado con las cejillas de la tabla, no hay que romperlas ni golpearla ya que esta deformación dificultará mucho su colocación. Para encastrar una con otra golpee suavemente con un martillo de goma o anteponiendo un trozo de machimbre ante el martillo.

Acabado con esquineros y tapajuntas

Una vez todas las tablas hayan sido colocadas solo resta el trabajo de ocultar los extremos de las tablas, juntas y luces dejando el trabajo lo más prolijo posible. Para esto usamos tapajuntas en esquinas y rodapiés o zócalo en la parte inferior. Pueden ser clavados a una distancia de 20 o 3. centímetros. El corte de en los extremos es lo que garantiza un trabajo prolijo. Utiliza una igletadora para realizar cortes precisos.

Un comentario

  1. ana says:

    hola podreas decirme como se hace una division en machimbre??? gracias!!!