Algunas pinturas especiales para paredes

Escrito por: | Publicado en la categoría: Color y pintura

Hay muchos factores a tener en cuanta al escoger la pintura indicada para nuestras paredes. La calidad y el precio son los que más se valoran en el momento de hacer una compra. Pero también existen otras alternativas que pueden darnos beneficios a la hora de trabajar y usar la habitación recién pintada. Veamos algunas de estas alternativas…

Foto de <a href="http://www.flickr.com/photos/paige_eliz/4096918544/" target="_blank">paige eliz</a> en Flickr - Licencia Creative Commons

Foto de paige eliz en Flickr – Licencia Creative Commons

Pinturas hipo-alergénicas

Este tipo de pinturas poseen sustancias volátiles que no son perjudiciales para las personas con alergias o de delicado estado de salud. Son las mejores pinturas para habitaciones de niños y ancianos. No emanan olores durante su aplicación y secado, por lo que el ambiente puede ser inmediatamente habitado tras su aplicación.

Pinturas aromáticas

Muy similares a las anteriores, estas pinturas cambian el olor tradicional de la pintura por fragancias agradables. Algunas relacionan el color con la fragancia, así una pintura de color naranja tiene aroma cítrico o una pintura verde huele a menta.

El aroma permanece por solo algunos días después de la aplicación. Solo es útil para una inmediata ocupación de los ambientes pintados.

Pinturas magnéticas

Este tipo de material es de uso práctico. La pintura en sí no es magnética, pero al poseer compuestos metálicos permite que los imanes se adhieran con facilidad. Así pueden adherirse hojas de papel, fotografías, cuadros y otros objetos livianos sujetándolos con piezas imantadas.

Esta pintura se aplica antes de una capa de pintura tradicional, esta última es la que le da el acabado y color deseado.

Pinturas ecológicas

Si deseas colaborar con con el cuidado del medio ambiente deberías tener en cuenta a las pinturas ecológicas. No son un material especial, solamente están fabricadas de componentes no contaminantes, sin derivados del petróleo, cumpliendo la misma función que una pintura tradicional.

Además se tiene muy en cuenta el proceso de fabricación y transporte, los cuales deben ser menos contaminantes que los de una pintura convencional. Generalmente legislaciones y organismos gubernamentales son los que otorgan el certificado de pintura ecológica por su proceso de producción y materiales utilizados.