¿Que papel de lija elegir?

Escrito por: | Publicado en: Color y pintura papeles de lija distintos grano

Pese a que existen varias opciones para lijar mecánicamente, el lijado a mano sigue siendo la opción mas elegida cuando necesitamos realizar un trabajo detallado o de gran precisión.

El lijado a mano nos demandará más tiempo y paciencia pero nos garantizará un resultado excelente. Dependiendo de las características de la superficie y del resultado que deseamos, podemos utilizar esponjas abrasivas, lana de metal, o el tradicional papel de lija.

Los números de las lijas

Hoy nos dedicamos exclusivamente al material más utilizado y comúnmente conocido por todos: el papel de lija.
Antes de ir a la ferretería a comprar, debemos conocer que es en realidad el papel de lija. Lo podríamos denominar como un tejido, o papel, firme y resistente que tiene pegado en uno de sus lados, materiales abrasivos. Estos son elementos en estado granular fino que al frotarlos con una superficie producen desgaste.

Cada lija se identifica por un número que va desde el 20 hasta el 10000, todo dependiendo del fabricantes y del trabajo que se desea realizar. El número más pequeño hace referencia a una lija con menos granos por centímetro cuadrado, por lo tanto estos granos son más grandes y tienen mayor poder abrasivo, o de desgaste.

Por el contrario los números más altos hacen referencia a lijas con mayor cantidad de granos y más pequeños, provocando que la lija tenga menor poder abrasivo. Estas lijas provocan un desgaste superficial.

Qué número de lija utilizar en cada caso

Lijas 20 a 50 se utilizan para quitar pinturas duras o capas gruesas de material. Generalmente son bandas abrasivas o de tela.

Lijas 60 y 80 también generan desgaste sobre maderas blandas, capas de barniz o esmalte sintético. También para quitar impurezas en paredes con revoques y enlucidos de cemento.

Lijas 100 o 120 se utilizan para lijar piezas metálicas y de madera, antes de la aplicación de la primera mano de pintura.

Lijas 150 y 180 se utilizan para lijar entre manos de pintura o barniz, en piezas metálicas y de madera. De esta forma se crea el mordiente necesario para la siguiente capa.

Lijas 200 a 400 se utilizan para lijar entre manos en piezas delicadas, para lograr un acabado suave. También para suavizar superficies rústicas y sin brillo.

Lijas de 500 a 1000 se utilizan para pulir materiales y pinturas de distintos tipos, sin un acabado demasiado exigente.

Lijas de 1000 a 10000 (mil a diez mil) se utilizan para pulir superficies y piezas pintadas con mejor terminación. El método consiste en ir utilizando una lija cada vez más suave para dejar la superficie cada vez más lustrosa.

Compartir

Un comentario

  1. carlos says:

    muy buen tutorial me sirvio mucho!!